Guía de ratones para FPS

Los jugadores de PC sabemos a la perfección la gran importancia de elegir un buen ratón Gaming para jugar a todo tipo de juegos, pero especialmente shooters o FPS, ya que la precisión y la fluidez del movimiento son vitales.

Pero… ¿Sabes lo que es un juego FPS?

Tal vez tú si lo sepas, pero habrá gente que no diferencie entre un shooter y un juego FPS. La diferencia principal es que un shooter puede ser cualquier juego de disparos en general, como por ejemplo Fortnite o PUBG. Pero un FPS es un subgénero de shooter que en el que el jugador observa el mundo desde la perspectiva del personaje del juego es decir un First-person Shooter y algunos ejemplos de estos juegos son el CS:GO, Call of Duty o el Overwatch.

¿Por qué es importante comprar un buen ratón para FPS?

Un buen ratón gaming es tu arma en el campo de batalla, por eso es importante que elijas el adecuado para ti e ir mejorando poco a poco junto a sus características.

Los jugadores profesionales de juegos como Counter Strike, Overwatch o Rainbow Six Siege, saben perfectamente lo importante que es tener un buen ratón gamer a su lado para mejorar y ser capaces de competir al máximo nivel y estar al lado de los mejores y frente a los mejores.

Por esta razón es importante, si quieres tener la capacidad de estar a la altura no puedes tener un buen desempeño y un mal ratón, es importante que tengas una dualidad equilibrada y para ello necesitas mucha práctica y por supuesto un buen mouse que te acompañe en ese progreso.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir un buen ratón para FPS?

Antes de comprar un ratón gaming debemos tener en cuenta al menos cuatro cosas importantes que harán que nuestra satisfacción y desempeño sean los mejores posibles.

  • Ergonomía: Lo primero que tenemos que tener en cuenta para comprar un mouse gaming es la comodidad a la hora de poner nuestra mano sobre este periférico. De esta manera lo más importante es que nuestra mano adopte una posición natural y en la que el codo y el antebrazo sufran lo menos posible especialmente en largas sesiones de juego.
  • DPI: Los Dots Per Inch o Puntos Por Pulgada, son el identificador de la velocidad máxima de desplazamineto que puede alcanzar el puntero del ratón en la pantalla con respecto al movimiento de la mano. Esto significa que a mayor DPI, menos tendremos que mover la mano. El aumento o la disminución de DPI podemos controlarlo muy fácilmente con el botón central que suele tener el mouse junto a la rueda.
  • Sensores: Otro aspecto importante a tener en cuenta es el tipo de sensor que dispone el ratón para tener la máxima precisión posible a la hora de jugar. En este caso te vamos a recomendar los sensores ópticos ya que son más precisos que los láser.
  • Peso: Si a todos los aspectos vistos antes, le sumamos un peso ligero, tendremos un ratón ideal que nos dará una gran fluidez de movimiento para jugar cualquier tipo de juego, especialmente los shooters y FPS y poder así competir y mejorar día a día.

Otras cosas a tener en cuenta a la hora de comprar un mouse gaming

Para los gamers más experimentados una de las cosas más importantes que tienen en cuenta antes de elegir un ratón para gaming es disponer de un buen software o programa de configuración de lo propio mouse.

Este programa, además de seleccionar la iluminación del ratón, nos permitirá configurar el ratón a nuestro gusto, es decir, podremos configurar los botones según el juego al que juguemos para tener todo perfecto a la hora de entrenar o competir.

Una de las cosas más importantes de esta configuración es introducir macros en el programa para que podamos recargar las armas o abrir la mira del shooter pulsando las teclas laterales del ratón, dándonos una ventaja y mayor rapidez de movimientos que si lo tuvieramos que hacer pulsando alguna tecla del teclado.

Guía de sillas gaming

Una silla gaming no es una silla cualquiera sin más, tampoco es un elemento decorativo para tu set-up gamer, ni siquiera es un diseño bonito para poder decir «soy gamer». Es mucho más que eso, y sí, las sillas gamer son bonitas, originales y con diseños espectaculares pero además de eso están creadas especialmente para ayudar a nuestro cuerpo a adquirir una posición cómoda de 90º, evitando posibles dolencias musculares a medio y largo plazo, mientras disfrutamos de largas sesiones de juego.

No products found.

Altura recomendada de uso

La altura del respaldo de una silla Gaming es una de las principales cosas que debemos tomar en cuenta antes de decidirnos por comprar un modelo u otro.

Por ello debemos elegir una silla que se adapte bien a nuestra espalda y con la que tengamos una correcta postura mientras jugamos, de esta forma podremos evitar futuras dolencias y sobrecargas musculares.

Por lo tanto lo que debemos buscar en una silla Gamer es que la posición que adquiramos al sentarnos sea una postura cómoda y rígida de 90º.

Inclinación del respaldo

Las sillas que disponen de respaldo reclinable, nos permitirán ajustar la inclinación de la silla Gamer gracias a una palanca.

Podremos ajustar su inclinación según nuestras necesidades, ya sea para descansar, jugar o trabajar de la forma más cómoda posible.

Esta inclinación suele ir desde los 90º hasta los 170º. Además si la silla cuenta con un sistema basculante, nos permitirá alcanzar un mayor confort adaptándose muy fácilmente a nuestro centro de gravedad.

Altura regulable

Las sillas Gaming disponen de un sólido sistema de pistón de gas que nos permite regular la altura de la silla pulsando una palanca para adaptar su altura al espacio de trabajo, de tal forma que nuestra posición sea la mejor posible.

comprar sillas gaming baratas
Palanca de altura regulable silla gaming

Reposabrazos o apoyabrazos

Las sillas Gamer pueden disponer de 5 tipos de reposabrazos teniendo en cuenta su capacidad de ajuste.

Y es que el hecho de que los apoyabrazos sean ajustables nos permiten adquirir una postura de ángulo recto en la articulación del codo facilitando el uso del ratón y del teclado y previniendo la fatiga acumulada en los hombros, y en las muñecas durante largas sesiones de juego.

tipos de reposabrazos para sillas gaming

  • Fijos: No permiten ajustes, pero están optimizados para reducir la fatiga en hombros y muñecas.
  • 1D: Podemos ajustar la altura mejorando la posición según el grado de relajación que deseemos conseguir.
  • 2D: Estos reposabrazos se pueden ajustar en altura y posición, pudiendo dar más comodidad al jugador según sus necesidades en cada momento.
  • 3D: Ajustables en altura, posición y rotación, dotando de un amplio abanico de posibilidades con más holgura a la hora de jugar, tabajar o descansar.
  • 4D: Estos reposabrazos se pueden ajustar en altura, posición, rotación y profundidad pudiendo elegir cual es la postura perfecta según el juego o la necesidad que tengamos en cada momento al usar estas sillas.
Mejores sillas gaming
Las mejores sillas gaming

Como puedes ver, gracias a los reposabrazos tenemos un montón de posibilidades antes de elegir una silla gaming perfecta para nosotros ya que no todos tenemos las mismas necesidades ni nos conformamos con lo miso. Así que si busca una silla que se acomode a cualquier momento, tipo de juego o necesidad que tengas, ten muy en cuenta este aspecto.

Material de fabricación

Las sillas Gaming están fabricadas por una estructura robusta recubierta por foam acolchado, que a su vez puedes estar recubierto por tela o polipiel. Elegir un material u otro depende 100% del gusto y las necesidades del usuario.

Base y ruedas

Estas sillas cuentan con una base en forma de estrella que por lo general estarán hechas de plástico en la mayoría de casos o metal y que aportará la máxima estabilidad, equilibrio y robustez posible.

Las ruedas de goma permitirán un desplazamiento de la silla y una máxima fluidez de manera suave y ligera.

Cojines ergonómicos

La mayoría de sillas gamer suelen incorporar dos cojines ergonómicos, uno para la zona lumbar y otro para la zona cervical. Con ellos podremos conseguir una ergonomía perfecta que nos ayudará a corregir posiciones incorrectas para la espalda que puedan conllevar con el tiempo a posibles dolencia musculares.

Guía de monitores gaming

Elegir un buen monitor para jugar es muy importante. No solo debemos tener en cuenta las especificaciones técnicas como el tipo de panel, el tamaño de la pantalla o la frecuencia. También valorar que incorpore tecnologías para proteger nuestra vista o para mejorar el comportamiento de la imagen. Por ello, en esta guía detallaremos todos los aspectos fundamentales que debes tener en cuenta a la hora de comprar un monitor gaming.

Tasa de refresco

La tasa de refresco es una magnitud que define la frecuencia con la que una pantalla actualiza el número de imágenes que muestra el monitor por segundo. De esta forma indica la suavidad del movimiento de las imágenes que veremos en la pantalla.

Este aspecto se mide en hercios (Hz) precisamente por eso, porque se trata de una frecuencia de actualización. Por ello a mayor cantidad de imágenes por segundo, mayor suavidad.

Hoy en día los monitores para pro-gamers oscilan entre 144Hz y 240Hz pero existen modelos muy completos para todo tipo de gamers desde los 60Hz o los 75Hz.

Velocidad de respuesta

La velocidad de respuesta es algo tan sencillo como el tiempo que tarda la pantalla en cambiar de un fotograma a otro.

Cuanto menor sea el tiempo de respuesta, mejor, y por eso los mejores gamers siempre optan por monitores de 1ms (milisegundo) de respuesta, pero existen modelos extremadamente competitivos de 2 o 5ms, aunque no son los favoritos en la comunidad gamer.

Resolución

La resolución de la pantalla, es el número de píxeles que pueden ser mostrados en pantalla.

Los formatos más habituales que se comercializan en monitores son: HD, FHD, 2K y 4K. Si hablamos de monitores gaming, lo habitual es usar monitores a partir de FHD con una resolución de 1920 x 1080px.

Tecnología FreeSync o G-Sync

Esta tecnologías las implementan algunos monitores Gaming y que sirven para mejorar el comportamiento de la imagen, reduciendo el parpadeo al máximo.

Mejoran la comunicación entre la tarjeta gráfica y el monitor y ayudan a que el juego sea más fluido y de mayor calidad.

Ambas tecnologías solo son compatibles con las tarjetas gráficas de AMD para la tecnología FreeSync y para las NVIDIA la G-Sync.

Tamaño de la pantalla

El tamaño de pantalla se mide en las pulgadas o centímetros que tiene la diagonal de la pantalla.

Para los gamers profesionales que aspiran a niveles de competición, lo habitual es jugar con modelos de 24 o 27 pulgadas, ya que son los modelos oficiales de las ligas de competición.

Para el resto de gamers ya sean casuales o semi-profesionales hay opciones muy variadas aunque lo más habitual es optar igualmente por las 24 o las 27 pulgadas aunque hay muchas opciones, teniendo en cuenta especialmente el espacio donde vamos a jugar.

Ratio o relación de aspecto

La relación de aspecto es la proporción física entre el ancho y la altura de la pantalla. Y hoy en día existen una gran variedad de modelos con diferentes ratios de aspecto según el ancho y largo del monitor en cuestión. Pero a día de hoy, los más habituales son:

  • Estándar: Los monitores con un ratio estándar, responden a una relación 16:9, la cual es ideal para los que quieren estar concentrados exclusivamente en el juego. Para los que le gusta ver el juego a lo grande y cada vez hay modelos de mayor tamaño que permiten disfrutar mejor de cada detalle que nos ofrece el videojuego en cuestión.
  • Ultrawide: Son un tipo de monitor que está siendo cada vez más utilizado con una relación de aspecto de 21:9 y que amplían el campo de visión hasta un 32% frente a un monitor estándar. para los más exigentes, existen modelos de hasta 32:9 que es como tener 2 monitores de 27 pulgadas juntos en un solo aparato. La principal ventaja de este monitor panorámico es que se amplía la visión lateral del videojuego en cuestión, dándonos una mayor ventaja competitiva frente a los jugadores de con relación de aspecto 16:9.

Tipos de paneles

Principalmente existen 3 tipos diferentes de paneles en los monitores gaming, pero esta tecnología está tan evolucionada en los últimos años que apenas hay grandes diferencias entre ellos:

  • Panel IPS: Estos paneles destacan por ser los más precisos con el color, manteniéndolo constante en 178º el ángulo de visión, haciéndolos ideales para disfrutar al máximo del juego.
  • Panel TN: Son los paneles más económicos y su mayor ventaja es la rapidez de respuesta de 1ms aunque su mayor problema es el ángulo de visión. Aún así son los mejores monitores para el gaming de competición donde la velocidad es más importante que el juego en sí.
  • Panel VA: Suponen un paso intermedio entre los paneles IPS y TN con mejores colores y ángulos de visión que un TN y una tasa de refresco más rápida que un IPS pero con la desventaja de un tiempo de respuesta más lenta que los dos anteriores.

¿Qué monitor gaming comprar?

En definitiva, comprar un monitor gaming depende de muchos factores, pero el más importante es tener en cuenta la finalidad de uso, es decir, ¿Con qué fin lo vas a utilizar? o ¿Qué tipo de gamer eres?

Por ello, antes de elegir tu pantalla debes tener en cuenta estos aspectos y elegir correctamente según el uso que le vas a dar y qué cosas tienen más importancia para ti, mayor velocidad de respuesta, mejor tasa de refresco, mejor calidad, mayor tamaño o más amplitud de imagen…

La decisión final depende 100% de ti, pero esperamos haberte ayudado en esta elección con este artículo.

Si quieres ver todos los monitores de nuestra tienda online, haz clic en el siguiente enlace: monitores gaming.